La línea de ropa de Ivanka Trump triplica sus ventas

De derecha a izquierda Donald Trump presidente de EEUU Reince Priebus jefe de Gabinete de la Casa Blanca y Peter Navarro jefe del recién creado Consejo Nacional de Comercio de la Casa Blanca

De derecha a izquierda Donald Trump presidente de EEUU Reince Priebus jefe de Gabinete de la Casa Blanca y Peter Navarro jefe del recién creado Consejo Nacional de Comercio de la Casa Blanca

La concesión de estas licencias significaría que en China se comercializarán productos con el nombre "Ivanka" que no guarden relación alguna con la hija del presidente Trump, al tiempo que muchos de los productos legítimos de la marca que se venden en Estados Unidos sí han sido fabricados en China.

Mientras que el nuevo presidente de Estados Unidos acusó en campaña a China de "robar" empleos estadounidenses produciendo más barato, los productos de su hija Ivanka se fabrican en ese país.

No obstante, la polémica fue aún más cuando la consejera presidencial, Kellyanne Conway, hizo publicidad de la marca en televisión.

Y en China se quieren aprovechar de esto, pues decenas de empresas de aquel país asiático se han apresurado a registrar variaciones del nombre de la empresaria como marcas de su propiedad.

Toluca agotará recursos para reducir sanción de Triverio
Ambos jugadores podrían recurrir al Tribunal de Arbitraje Deportivo Internacional (TAS) para tratar de disminuir sus respectivas sanciones.

Desde la elección de Trump, al menos 1.600 billeteras de cuero, dos toneladas de blusas 100% poliéster y 23 toneladas de zapatos Ivanka "made in China" han cruzado el Pacífico.

La decisión de Nordstrom fue fuertemente criticada por el presidente estadounidense, que incluso animó a sus simpatizantes a comprar los productos de su hija, y por su círculo.

Con todo, la de Ivanka no es la única línea de la marca Trump de fabricación china. Según lo reportó el periódico de Hong Kong South China Morning Post, presentada por Fujian Yingjie Commodity Company tan solo 10 días después del triunfo electoral de Donald Trump. Estas empresas, que trabajan con la marca Ivanka, son las que realizan las negociaciones pertinentes con China.