No hay indicios de escuchas telefónicas a Trump, dice el Senado

"Pinchar un teléfono abarca muchas cosas", declaró Trump este miércoles en una entrevista con la cadena conservadora Fox.

"Creo que van a encontrar varios elementos muy interesantes que saldrán a la luz en las próximas dos semanas", añadió el mandatario.

El republicano Devin Nunes, presidente de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes, y Adam Schiff, el demócrata de mayor rango en ese grupo, enviaron una carta al Departamento de Justicia emplazando a que se entreguen las pruebas sobre la acusación de Trump. "Pero si no los tomas literalmente y hay una preocupación del presidente acerca de otras personas, otras actividades de vigilancia enfocadas en él y sus asociados - ya sea apropiadamente o inapropiadamente - queremos averiguarlo", explicó Nunes.

Nunes enfatizó que no cree que haya "un pinchazo real en la Torre Trump" en Nueva York.

Desde el Comité de Inteligencia del Congreso se le puso plazo a Trump para que presentara pruebas, e incluso el senador John MaCainn se lo solicitó al presidente y dijo que si había pruebas de lo dicho sobre el expresidente Obama entonces se estaría ante un asunto serio.

Mindefensa solicitó libertad de 817 miembros de la fuerza pública
Para los agentes del Estado serán simétricas y se cumplirán en guarniciones militares. Esto se hace para que sea tramitada su libertad provisional.

Se trata de los primeros comentarios públicos que Trump hace desde que el pasado 4 de marzo acusó en la red social Twitter a Obama de "hacer que se 'pincharan mis teléfonos' en la Torre Trump", donde el magnate vivía y trabajaba en la campaña electoral de 2016.

El jefe del FBI, James Comey, exhortó al Departamento de Justicia a condenar la acusación de Trump por falta de pruebas, pero el departamento no lo ha hecho. Spicer especificó que Trump se refería a la vigilancia en general cuando habló de las escuchas telefónicas supuestamente ordenadas por Obama.

Si hay pruebas de que el gobierno de Obama aprobó el monitoreo de Trump o de sus socios, eso insinuaría que el gobierno tenía razones para tener sospechas de sus contactos con Rusia y un juez habría autorizado el espionaje.

El secretario de Prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, ofreció una nueva explicación el lunes.

"¡Horrible! Acabo de saber que Obama estuvo 'pinchando' (las comunicaciones de) la Torre Trump poco antes de la victoria [en las elecciones]".