Trump apunta contra Corea del Norte: "Se está comportando mal"

La imagen de la prueba del nuevo motor de misil de Corea del Norte divulgada por la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte el 19 de marzo del 2017

La imagen de la prueba del nuevo motor de misil de Corea del Norte divulgada por la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte el 19 de marzo del 2017

El secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, discute este sábado con el Gobierno chino una nueva estrategia para lidiar con Corea del Norte, en la que es la primera visita al país asiático que realiza un miembro del Gabinete Trump. Los lazos entre China y Estados Unidos se desarrollan de forma positiva y firme, dijo Wang, quien pidió implementar los consensos alcanzados por el presidente de China, Xi Jinping, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Pero mientras que Japón, aliado tradicional de Washington en Asia, puede estar abierto a una postura más fuerte, lo mismo no es cierto para China y Corea del Sur.

"Creo que compartimos una misma visión y una sensación de que la tensión en la península es muy elevada actualmente y las cosas alcanzaron un nivel peligroso", añadió.

El ministro de Asuntos Exteriores chino, Wang Yi, destacó por su parte que fue muy productiva la reunión con Tillerson, insistiendo que el conflicto en la península coreana debe solucionarse a través del diálogo.

"Ambos estamos formalmente comprometidos con la desnuclearización de la península coreana (.) Ambos esperamos encontrar la manera de volver a las negociaciones y ninguno está preparado para abandonar la esperanza de (conseguir) la paz", enfatizó el responsable chino.

El planteamiento de Tillerson llega después de que Trump criticara con dureza, primero como candidato y luego como presidente, el superávit comercial chino, y también acusara al gigante asiático de robar empleos a los trabajadores estadounidenses.

Mindefensa solicitó libertad de 817 miembros de la fuerza pública
Para los agentes del Estado serán simétricas y se cumplirán en guarniciones militares. Esto se hace para que sea tramitada su libertad provisional.

El jueves, en Tokio, Tillerson había señalado el fracaso de 20 años de esfuerzos diplomáticos para frenar el programa nuclear norcoreano y abogó por un "nuevo enfoque".

Pero Piongyang se mantiene inflexible. "Si Estados Unidos hace el más mínimo gesto para lanzar un ataque preventivo contra nosotros, nuestra fuerza de ataque nuclear aniquilará el cuartel general de los provocadores e invasores", afirmó el sábado en un comentario el principal periódico norcoreano, Rodong Sinmun.

Piongyang precisó que se trataba de disparos de entrenamiento contra bases estadounidenses en Japón.

Corea del Norte aspira desde hace tiempo a convertirse en una potencia nuclear. Pero el régimen de Kim Jong-un no cambió el rumbo.

Pero el gobierno chino también estima que Estados Unidos contribuyó en la escalada de la tensión y se opone a la instalación de un escudo antimisiles en Corea del Sur.