Aumenta a 75 el número de muertos por lluvias en Perú

Gobierno abrirá programa de voluntarios ante desastres

Gobierno abrirá programa de voluntarios ante desastres

Perú sufre desde enero de este año inusuales lluvias torrenciales, avalanchas y desbordes de ríos que han provocado la muerte de 62 personas y han dejado más de 62.000 damnificados, según el Instituto Nacional de Defensa Civil.

Las lluvias e inundaciones también dejan en el mismo período 170 heridos, 12 desaparecidos, unos 72.000 damnificados y unos 580.000 damnificados, según las últimas cifras del último reporte de emergencias ofrecido hoy por el COEN.

La Carretera Central, que es la única carretera asfaltada que comunica Lima con el centro del país, pudo operar ayer, lo que evitó el desabastecimiento de productos de primera necesidad en la capital, pero la fuerza del río Rímac se llevó un tramo de la vía férrea que discurre paralela a la carretera. Lambayeque, Piura, Ancash, La Libertad y Lima son las zonas más afectadas, dijo Zavala.

Varias zonas del país se encuentran en "alerta roja" y "emergencia" y con orden de evacuación debido a que las lluvias seguirían por al menos un par de semanas más, lo que podría complicar la situación de los habitantes de este país en los próximos días.

Al menos cuatro personas, entre ellos un menor, desaparecieron el sábado a la noche cuando el puente Virú se derrumbó por la crecida del río del mismo nombre y mientras varios vehículos se encontraban encima de su estructura. En el distrito sureño de Punta Hermosa se reportó la caída de un deslizamiento de barro y piedras por un quebrada, conocido en Perú como "huayco", que llegó hasta las playas del Océano Pacífico.

En Venezuela no hay ruptura del orden constitucional — Daza
Asimismo, Daza señaló que "Almagro está conspirando contra Venezuela", quien además dijo que en caso que se aprueben sanciones contra el país, eso traería terribles consecuencias económicas.

"El precio del limón ha subido, también la papa y el aceite", dijo a la AP Sara Arévalo, una madre de familia de cinco hijas en un mercado de la zona norte de Lima.

Ante esta situación, el Gobierno de Perú suspendió las clases en las escuelas del área Metropolitana de Lima y ordenó la restricción del servicio de agua potable.

Los presidentes de Bolivia, Chile y Venezuela ofrecieron su apoyo al gobierno del presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski.

En ese sentido, Kuczynski informó que el Gobierno tiene "2.500 millones de soles (764 millones de dólares) disponibles, desde mañana, para enfrentar la reconstrucción en todos los distritos afectados".