Mexicano, condenado por conspirar en Honduras

Presidente Hernández saluda a los padres hondureños en su día

Presidente Hernández saluda a los padres hondureños en su día

Mientras que el mexicano Jesús Gumaro Jaime Estrada y Víctor Lorenzo Flores, Javier Contreras fueron declarados culpables por los delitos de conspiración en perjuicio de altos funcionarios del Estado.

Los imputados son acusados de conspiración, asociaión ilícita y almacenamiento ilegal de armas.

El portavoz de la Corte Suprema de Justicia, Melvin Duarte, manifestó a la AFP que Flores está pedido en extradición por Estados Unidos, acusado de narcotráfico.

Sin embargo Flores sería extraditado hasta que se le realicen todos los procedimientos que tenga pendiente ya que el convenio de extradición dice que una persona con causas pendientes en Honduras no puede ser extraditada.

Los acusados de un complot para matar al presidente y asociación ilícita fueron seis, incluyendo el mexicano y una mujer hondureña, Karla Sinaí Ulloa, pero los otros fueron absueltos en un tribunal.

El FBI desmiente el espionaje de Obama a Trump
En la sesión legislativa, Comey anotó que el Departamento de Justicia no tiene información para verificar tal acusación. Con ello quiere ayudar a "arrojar una luz sobre lo que se está cocinando en la cocina".

De acuerdo con las autoridades hondureñas, los seis detenidos fueron descubiertos por la inteligencia del Estado y de la embajada de Estados Unidos en Honduras.

En el plan para asesinarlo también estaban involucrados colombianos y guatemaltecos ligados al cártel local de los hermanos Valle, desarticulado hace unos dos años, con apoyo del cártel mexicano de Sinaloa.

Cabe señalar que el hermano del presidente, el diputado Antonio Hernández, es señalado por narcotráfico.

Devis Rivera hizo los señalamientos el pasado 16 de marzo en una audiencia contra Fabio Lobo, hijo del expresidente Porfirio Lobo.