Perú intenta emerger del lodo pero lluvias arrecian en el norte

El apoyo internacional a Perú por los huaicos e inundaciones que ha dejado, al menos, 75 muertos, 263 heridos, 20 desaparecidos y unas 100 mil personas damnificadas, continúa a través de declaraciones de solidaridad, otorgamiento de ayuda humanitaria y repatriación de ciudadanos. Según, el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) 1.909 kilómetros de carreteras han sido destruidos por los desastres naturales.

La Fuerza Aérea Colombiana (FAC) informó que desde ayer apoyarán las labores humanitarias en Perú, en respuesta a la emergencia climática que se presenta en varias regiones del vecino país.

Ecuador repatrió a 73 de sus ciudadanos y a una docena de colombianos y afectados por los huaicos y el desborde de ríos en Perú, de acuerdo a la cancillería.

75 muertos y casi cien mil damnificados — COEN
A sus pies, un río de lodo discurría amenazando con tragársela si se soltaba. "Es una cosa inesperada, pero qué se le va a hacer. Se armaron cadenas de solidaridad en todos lados, y el Palacio de Gobierno abrió sus puertas para recabar ayuda.

El pronóstico prevé tormentas eléctricas y lluvias intensas, con hasta 150 litros por metro cuadrado diarios, desde el lunes y hasta el jueves 23 en las regiones de Tumbes, Piura, Lambayeque y La Libertad, que en conjunto suman unos 64.000 damnificados y unos 360.000 afectados. Medios peruanos afirman que cerca de las 19H00, hora local, colapsó el puente Virú debido a la fuerza del caudal del río homónimo. Los daños específicos para la capital hasta el momento son así: tres fallecidos, 4.972 damnificados, 17.320 afectados y 4.517 viviendas afectadas.

"El precio del limón ha subido, también la papa y el aceite", dijo a la AP Sara Arévalo, una madre de familia de cinco hijas en un mercado de la zona norte de Lima. El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, pidió a sus compatriotas "serenidad y prudencia" ante la situación y aseguró que el Gobierno está "absolutamente dedicado" a atender las emergencias. En los últimos días, los habitantes de Lima sufrieron la restricción del líquido debido a que los deslaves llenaron con lodo los filtros de agua de las plantas potabilizadoras.Indicó que se espera que la noche de este sábado, el 99 por ciento de la población de los distritos de Lima tenga servicio de agua potable, mientras que el resto de la población será abastecido con camiones cisterna, debido a que las redes de agua se han cortado o han sufrido afectaciones. "Tengan fe, el Gobierno se está ocupando de la emergencia", declaró Kuczynski al Canal N de televisión.