Donald Trump le advierte a Corea que más vale que se comporte

"Si Estados Unidos se atreve a optar por una acción militar, Corea del Norte está lista para responder en cualquier modalidad de guerra deseada por Estados Unidos", declaró Kim en conferencia de prensa.

El representante norcoreano destacó el reciente ataque lanzado por Estados Unidos contra una base aérea siria como prueba de que es una amenaza para Estados soberanos bajo el pretexto de trabajar por la paz.

"Estados Unidos está perturbando la paz y estabilidad globales e insistiendo en una lógica de gángster", aseguró el diplomático, alegando que la administración de Donald Trump está "empujando la situación hacia el borde de una guerra".

En este sentido advirtió que el aumento de las tensiones han creado una situación "en la que una guerra nuclear podría estallar en cualquier minuto".

Pence también expresó su confianza en que China "ayudará a lidiar con Corea del Norte", aunque añadió que si Beijing no actúa, "Estados Unidos y sus aliados lo harán".

La cita, que estará presidida por el jefe de la diplomacia estadounidense, Rex Tillerson, es para el Gobierno norcoreano una muestra de los "dobles estándares" del Consejo y un intento de justificar las posturas de EE.UU. e impulsar más sanciones.

Adidas se disculpa por un desafortunado mensaje del maratón de Boston
Fue el 2013 cuando un atentado empañó uno de los eventos deportivos más importantes del mundo, la Maratón de Boston . El martes por la noche, la empresa dio las explicaciones del caso.

Durante su visita a Corea del Sur, Pence dijo que la paciencia estratégica había terminado.

Pence dijo el lunes que Trump tenía "muchas esperanzas de que China tome medidas para lograr un cambio de política en Corea del Norte. El uso continuo y las pruebas de misiles balísticos es inaceptable", dijo.

Ayer, en una entrevista, Trump dijo que no va a "telegrafiar" sus movimientos y posibles respuestas a nuevas provocaciones de Pyongyang y evitó confirmar si Washington saboteó con un ciberataque el último ensayo norcoreano.

Desde la Casa Blanca, en tanto, aseguraron que no marcará una "línea roja", es decir, un suceso o amenaza concreta que le resulte intolerable y que le llevaría a intervenir militarmente en Corea del Norte, por considerar que eso eliminaría su ventaja estratégica en ese conflicto. El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores Lu Kang dijo que se deben reducir las tensiones en la península coreana para que la disputa allí pueda encontrar un final pacífico.

Aprovechó la oportunidad para reafirmar su compromiso en materia de seguridad con Corea del Sur, el cual calificó de inmutable.