Dos muertos en Venezuela

Dos jóvenes estudiantes murieron por disparos el miércoles en Venezuela durante una masiva jornada de protestas, incrementando a siete los fallecidos durante la más reciente ola de manifestaciones en contra del Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

La oposición atribuye el nuevo derramamiento de sangre a la decisión de Maduro en los últimos día de distribuir armas entre milicias civiles llamadas a defender el país de un supuesto golpe de Estado apoyado por Estados Unidos.

La agencia EFE señaló que en el municipio Libertador -que abarca el centro y el oeste de la ciudad y es sede de las instituciones del Estado-, al menos cinco accesos a esa zona de la capital se encuentran bloqueados por agentes de la Guardia Nacional. "Seguimos, no nos cansamos", aseguró en un tuit Lilian Tintori, la esposa del líder opositor encarcelado Leopoldo López, cuya detención ha sido criticada por organismo internacionales de derechos humanos.

El estudiante universitario de 17 años no participaba de las protestas. Luego, dijo, dos personas en una moto atacaron la manifestación, hiriendo de bala en la cabeza a "un muchacho (joven) de entre 16 hy 19 años".

"Hemos tenido un día de pueblo en la calle, y cuando el pueblo bolivariano está en la calle hay paz", dijo el mandatario ante una marea vestida de rojo que se congregó en Caracas.

Realizarán análisis toxicológicos obligatorios a policías de la bonaerense
En caso contrario se suspenderá al uniformado mientras hace el tratamiento, a cargo del área de sanidad", completó el ministro. La mandataria advirtió que habrá "exámenes toxicológicos obligatorios" para todos los integrantes de la Policía Bonaerense.

"Estamos desmantelando el golpe de Estado terrorista, estamos derrotando el golpe de Estado violento, somos los vencedores de los violentos, somos los triunfadores de la paz y la democracia", indicó.

El martes por la noche, Maduro salió en televisión nacional para denunciar un supuesto "complot militar" contra el Gobierno y anunciar que detuvieron a uno de los "cabecillas" de lo que el chavismo considera un "intento de golpe de Estado" alentado por EEUU.

Las manifestaciones se producen cuando ya han transcurrido casi tres semanas de protestas antigubernamentales de calle que han dejado al menos ocho muertos -entre ellos un agente policial- decenas de heridos y más de 500 detenidos, de los que más de 200 se mantienen privados de libertad, según balances de la oposición y de la ONG Foro Penal Venezolano.

El pasado 29 de marzo el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela decidió asumir las competencias del Parlamento debido a la persistencia de un supuesto "desacato", un estatus que el Poder Judicial impuso a la Cámara por el incumplimiento de varias sentencias.

Las manifestaciones exigen respeto a las atribuciones del Legislativo, la liberación de los "presos políticos" y elecciones generales.