Mike Pence advierte a Norcorea que la paciencia estratégica terminó

El director general de Organizaciones Internacionales de Corea del Norte, Kim Chang-min, aseguró este lunes en una entrevista que la situación en la región es "extremadamente peligrosa" y que en cualquier momento puede desatarse una guerra.

PANMUNJOM, Corea del Sur - El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, viajó el lunes a la tensa franja que separa a Corea del Norte y Corea del Sur y, a pocos metros de sus rivales, advirtió a Pyongyang en contra de probar a Washington y Seúl con sus ambiciones nucleares.

Estados Unidos, que tiene desplegados a 28 mil 500 soldados en Corea del Sur, "aniquilará cualquier ataque y opondrá una respuesta aplastante y eficaz ante cualquier utilización de armas convencionales o nucleares", declaró el vicepresidente, instando a la comunidad internacional a presionar a Corea del Norte.

Kim, asimismo, envió un telegrama al presidente sirio el pasado jueves para felicitarle por el 70 aniversario de la fundación del su partido, el gobernante Baaz.

"Es hora de que llevemos a cabo todas las acciones que podamos, salvo una opción militar, para tratar de resolver esto pacíficamente", añadió.

"En las últimas dos semanas el mundo fue testigo de la fuerza y resolución de nuestro presidente en acciones en Siria y Afganistan", dijo Pence.

Corea del Norte responde a EEUU: "Probaremos misiles todas las semanas"
Haciendo eco de las declaraciones del secretario de Estado, Rex Tillerson , el mes pasado, Pence dijo que la " era de la paciencia estratégica ha terminado ".

Las declaraciones llegan el mismo día en que Pence afirmó que Corea del Norte "haría bien en no poner a prueba la determinación" del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y que "todas las opciones estaban sobre la mesa" con el objetivo de frenar el desarrollo nuclear del hermético régimen asiático.

"Es alentador ver a China comprometerse en este sentido", dijo Pence.

Por su parte, el mandatario estadounidense volvió a presionar a Corea del Norte, y también a China, mediante cuenta de Twitter. Mike Pence, vicepresidente de EE. UU.

Sin embargo, el número dos de la Casa Blanca expresó su "preocupación por las represalias de China contra Corea del Sur" por el despliegue en territorio surcoreano del controvertido escudo antimisiles THAAD, e insistió en que Seúl y Washington "seguirán adelante" con este sistema "de autodefensa y disuasión".

"Espero que no habrá acciones unilaterales como las que hemos visto recientemente en Siria" dijo Lavrov en conferencia de prensa conjunta en Moscú con su homólogo senegalés Mankeur Ndiaye, refiriéndose al reciente bombardeo estadounidense contra una base del ejército sirio.

"Si hay que interpretar esta fórmula como una amenaza para utilizar la fuerza de manera unilateral (.) entonces desde luego es un camino peligroso".