Muere el asesino de Facebook en Eri, Pensilvania

Según las autoridades, Steve Stephens se suicidó de un disparo tras una persecución de la policía en el Condado de Erie.

Las fuerzas de seguridad federales y de varios estados comenzaron el domingo a buscar a Stephens, ante el temor de que siguiera matando como prometió en otro vídeo de Facebook posterior al asesinato.

Steve Stephens, hombre que cometió y transmitió a través de Facebook Live el homicidio de Robert Goodwin de 74 años en la ciudad de Cleveland, Ohio, fue encontrado muerto en Pensilvania, Estados Unidos, informó la policía este martes. "Tras una corta persecución se suicidó de un disparo", explicó la policía de Pensilvania en su cuenta de Twitter.

La Policía de Erie confirmó que Stephens estaba en el mismo Ford Fusion blanco en el que emprendió su huida el domingo después del asesinato.

Libra esterlina se recupera tras el anuncio de elecciones anticipadas
La primera ministra pretende reforzar la mayoría parlamentaria actual de su Partido Conservador que es minima para poder negociar con más respaldo la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

"Ella es la razón por la que esto te pasará", le dijo Stephens.

En el vídeo, retirado por Facebook al cabo de unas horas pero visible en algunas páginas, se ve a Stephens en su vehículo diciendo "encuéntrame a alguien que voy a matar" hasta que localiza a su víctima: "Este tipo aquí mismo, este tipo viejo", dice antes de bajarse del coche. El Buró Federal de Investigación (FBI) había ofrecido una recompensa de 50.000 dólares por información que pueda ayudar a la captura de Stephens y había incluido al sospechoso en la lista de los criminales más buscados del país.

Las autoridades afirman que Steve Stephens, de 37 años y vecino de Cleveland, escribo un mensaje indicando que mataba por culpa de su exnovia, identificada como Joy Lane, dijo que cometería atrocidades con diferentes personas que encontrara en el camino, los hechos podrían verse por medio de su cuenta de Facebook. "Esto es algo que no debería haber sido compartido por todo el mundo y punto", opinó Williams sobre el vídeo que, pese a haber sido eliminado de Facebook, circula por otros sitio de internet. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.