ONU: Corea del Norte acusó a Estados Unidos de querer una guerra

El representante adjunto de Corea del Norte ante la ONU, Kim En Ryong, acusó el lunes a Estados Unidos de crear "una situación donde la guerra nuclear podría estallar un cualquier momento" y dijo que la próxima prueba nuclear de Pyongyang tendrá lugar "en un momento y lugar qué nuestra dirección considere necesario".

Pence hizo esta visita no anunciada a la Zona Desmilitarizada al inicio de su gira de 10 días por Asia; en una demostración de fuerza de Estados Unidos que permitió al vicepresidente observar a los soldados norcoreanos desde lejos y mirar directamente al otro lado de la frontera, delimitada por alambre de espino.

Corea del Norte continuará llevando a cabo pruebas de misiles de manera regular, aseguró el lunes a la BBC el viceministro de Relaciones Exteriores norcoreano Han Song-ryol, reseñó la agencia de noticias rusa TASS.

Kim aseguró que el Gobierno de Donald Trump busca "hacer algo" en Corea del Norte y por ello está desplegando fuerzas en la región, incluido un portaaviones que se dirige a la Península, además de los ejercicios militares realizados en conjunto con Corea del Sur.

Se perdieron 68.314 puestos de trabajo — Oficial
En contrapartida Jujuy (2,8 por ciento), La Pampa (1,9 por ciento) y Tucumán (2,6 por ciento) mostraron mejoras . En el segundo escalón se ubicó Santa Cruz con una caída de 9,9 por ciento y luego San Luis con 7,3 por ciento.

Haciendo referencia al cuarto de siglo transcurrido desde la primera vez que Washington se enfrentó a Corea del Norte por sus intentos de fabricar armas nucleares, Pence dijo que "la era de la paciencia estratégica se acabó". "El uso continuo y las pruebas de misiles balísticos son inaceptables", dijo el vicepresidente.

El número dos de la Casa Blanca amenazó hoy en Seúl a Corea del Norte con hacer uso de la "determinación" exhibida por el Gobierno de Donald Trump en los recientes ataques en Siria y Afganistán, y señaló que Washington no tolerará nuevos test de armas norcoreanas. Contrariamente a varias resoluciones de la ONU, Corea del Norte está trabajando en el desarrollo de misiles de largo alcance con cabeza nuclear.

Inmediatamente, Estados Unidos y Corea del Sur advirtieron de que adoptarán "fuertes medidas punitivas" en caso de nuevas provocaciones por parte de Pyongyang. "Corea del Norte haría bien en no provocar al presidente Trump y en no poner a prueba su determinación o el poder del Ejército de EU", destacó en rueda de prensa Pence.

Finalmente, Pence también expresó su "preocupación por las represalias de China contra Corea del Sur" por el despliegue en territorio surcoreano del controvertido escudo antimisiles THAAD, e insistió en que Seúl y Washington "seguirán adelante" con este sistema "de autodefensa y disuasión".