Venezuela donó 500 mil dólares a investidura de Trump

Venezuela donó 500.000 dólares a la investidura de Trump

Venezuela donó 500.000 dólares a la investidura de Trump

Citgo, que se encuentra actualmente hipotecada como garantía de un préstamo ruso, figura entre las 11 grandes compañías que hicieron donaciones superiores al medio millón de dólares para el comité organizador de la ceremonia de juramentación de Trump, el pasado 20 de enero. Le acompañan empresas como la tabacalera Reynolds American, la fabricante de aviones Boeing, la empresa de ventas online Allied Wallet, la tecnológica Intel y la también petrolera Chevron, que cedieron hasta un millón de dólares.

La Comisión Federal Electoral difundió el miércoles los registros de contribuciones a la comisión de investidura de Trump, los cuales muestran que el mandatario -que durante su campaña se expresó en contra de la influencia corruptora de los grandes donantes_, estaba muy dispuesto a aceptar cheques con enormes sumas para su investidura.

Otra de las grandes paradojas que encierra este sorpresivo acto de "generosidad" del chavismo hacia el presidente republicano es que Venezuela atraviesa actualmente una severa crisis económica generada, entre otras cosas, por la virtual quiebra de la industria petrolera, que financia con sus exportaciones de crudo más del 80% del presupuesto nacional.

Citgo Petroleum pertenece a PDVSA al 100% desde 1990, aunque la venezolana ha usado las acciones de su filial como garantía de distintas operaciones de financiación realizadas en los últimos años, con lo que corre el riesgo de perderla si no logra pagar sus vencimientos de deuda a tiempo.

Erdogan rechaza críticas y festeja su victoria
La campaña del referéndum estuvo marcada por una extrema virulencia que agudizó la polarización de la sociedad. Antes de conocerse la victoria del sí, la oposición ya había transmitido sus dudas sobre los resultados.

Precisamente, AP habla de un movimiento de PDVSA para "recibir" un préstamo de 1.500 millones de dólares; sería por parte de la empresa rusa Rosneft.

Maduro ha acusado a Estados Unidos de desestabilizar a Venezuela.

(Este artículo contó con la colaboración de la periodista venezolana Ahiana Figueroa).