Le Pen está convencida de que terminará el domingo en primera posición

La líder de extrema derecha Marine Le Pen, que pierde fuelle en los sondeos, ha reforzado su discurso en torno a la inmigración y la seguridad en la recta final de la campaña presidencial francesa.

Los franceses acudirán a las urnas para elegir al presidente de los próximos cinco años el 23 de abril.

Los dos detenidos, identificados como Clement B. y Mahiedine M., son de "nacionalidad francesa" y "radicalizados", según fuentes cercanas a la investigación que requirieron el anonimato.

"Mi servicio de seguridad recibió las fotos el jueves", dijo a la AFP Marine Le Pen, mientras que un ayudante de Emmanuel Macron confirmó haberlas recibido.

La tumultuosa campaña electoral de Francia -marcada por resultados sorprendentes en las primarias de los dos principales partidos, el paso a un segundo plano de los que eran en principio favoritos y el ascenso del movimiento político independiente de Macron - se ha vuelto cada vez más tensa a medida que disminuye la brecha entre los candidatos.

El ministro del Interior aseguró sin embargo que "todo está preparado para garantizar la seguridad" de la consulta.

Los médicos del país cumplen paro hoy y en Chuquisaca refuerzan emergencias
Los médicos aseguran que las dos medidas dictadas por el Gobierno de Evo Morales van en contra de otras normas sanitarias.

Las elecciones presidenciales se celebrarán en Francia el 23 de abril y si hubiera necesidad de una segunda vuelta, el 7 de mayo.

Las acusaciones de empleos ficticios contra Fillon, y también contra Le Pen, la irrupción de Macron y el carisma del candidato de la izquierda radical Mélenchon han creado desconcierto entre los electores, de los cuales casi un 30 por ciento afirma que no se ha decidido aún. "Aquí hay una auténtica incertidumbre", señala Frédéric Dabi, del instituto de encuestas Ifop.

En caso de segunda vuelta, si fueran Macron y Le Pen los que se la disputaran, el primero ganaría con un 64% de los sufragios, lo que significa dos puntos más de los que obtenía en el precedente sondeo del día 14.

Cómo combatir el terrorismo yihadista que segó en los dos últimos años la vida de 238 personas en Francia es uno de los caballos de batalla de las próximas elecciones presidenciales, las más disputadas que se recuerdan.

La candidata ultraderechista a la presidencia de Francia, Marine Le Pen, aseveró que si ella hubiera gobernado Francia habría evitado los atentados cometidos en el país desde 2015.

Entonces, los terroristas mataron en París y Saint Denis a 130 personas, 89 de ellas en la sala de conciertos "Bataclan".