"Les deseo lo mejor, pueden llevarse el título" — Gerard Piqué

Messi quiere pasar los 500 goles con la camiseta de Barcelona en otra noche épica

Messi quiere pasar los 500 goles con la camiseta de Barcelona en otra noche épica

Esta vez no hubo milagro.

Los distintos medios españoles no dudaron en criticar al Barcelona de Luis Enrique, tras empatar sin goles ante Juventus y quedar eliminado en cuartos de final de la UEFA Champions League, tras el 0-3 final en el global. El delantero brasileño de Barcelona se entregó por completo a la idea de una remontada que nunca llegó y que lo hará ver las semifinales de la Champions League desde la pantalla de su televisor.

"Hoy es una noche triste, pero el equipo jamás se rindió y tuvo fe".

Se dijo orgulloso de poder derrotar a un "equipo tan grande como el Barça, ahora queda pensar en lo que se viene".

Juventus sorprendió a todos con un planteamiento incisivo en el inicio.

Recuperaba el Juventus y salía a contra con la velocidad de Dybala o de Cuadrado y tenía la referencia de Higuain en ataque.

Muere una mujer cerca de una protesta en estado venezolano de Táchira
Analistas estiman que Maduro , cuyo mandato concluye en enero de 2019, evita a toda costa unas elecciones. En el desarrollo de la marcha opositora al gobierno de Nicolás Maduro, que pedía su salida del gobierno .

Messi buscó el zurdazo central en asociación con Neymar, pero mandó el balón por encima del travesaño, y Cuadrado insistió con un latigazo al poste corto, que repelió el arquero.

"Fue un encuentro que teníamos que gestionar así, pero después es normal que cuando juegas con Barcelona en su casa, los partidos son muy complicados". Sin embargo, falto precisión en los últimos metros para darle el golpe final a los de Luis Enrique.

Pero, con una zaga bregada en mil batallas y un arquero de leyenda que apenas debió intervenir, la Juventus resistió, minando progresivamente la moral del cinco veces monarca europeo.

#ChampionsxFOX Buena combinación entre Neymar y Messi, que terminó con remate desviado del argentino.

El Barsa acabó roto, con el central Gerard Piqué ejerciendo de desesperado ariete, y dobló la rodilla ante una Juventus más que digna, robustecida tras la desilusión de su última final perdida, y firme candidata a levantar la copa en 2017. Al inicio hemos creado ocasiones, pero poco a poco se nos ha hecho una montaña. Les deseo lo mejor porque pueden llevarse el título.