Se acerca portaaviones de EU a región coreana

Sin embargo, diez días después de estar al borde de una guerra nuclear, la propia Armada de EEUU hizo públicas una serie de fotografías tomadas el día anterior del barco insignia Carl Vinson que iba "rumbo a Corea del Norte", cuando cruzaba el Estrecho de la Sonda, entre Java y Sumatra, de acuerdo con Defense News que fue el primer medio en reportar la noticia.

El pasado 11 de abril, Trump aseguró que estaban "enviando una armada".

Desde entonces, Corea del Norte ha continuado con sus pruebas de misiles, incluyendo una que se produjo justo antes de la reunión a principios de abril entre Trump y el presidente chino, Xi Jinping; organizó un desfile militar a gran escala con nuevos misiles y lanzadores, y se comprometió a probar otra arma nuclear en cualquier momento. "Corea del Norte es la amenaza más peligrosa y urgente para la paz y la seguridad en Asia Pacífico", agregó Pence.

"Quienes desafíen nuestra determinación o preparación deberían saber que venceremos cualquier ataque y equipararemos el uso de cualquier arma convencional o nuclear con una abrumadora y efectiva respuesta estadunidense", agregó.
"Dijo que pensaba que tales provocaciones" debían recibir fuertes respuestas militares ".

Pretende Maduro armar a 500 mil civiles
La oposición y ONGs han denunciado una "fuerte represión", con bombas de gases lacrimógenos, perdigones e incluso armas de fuego. De su lado, la Fuerza Armada cuenta con 165.000 efectivos y 25.000 en reserva.

Corea del Norte proyectó la recreación de un ataque con misiles sobre una ciudad de Estados Unidos, durante un acto celebrado en Pyongyang, en el que estuvo el líder de ese país, Kim Jong-un. Ahora se dirigía hacia el Pacífico occidental según lo ordenado. Pero una cosa es cierta, dijo: "El tiempo se agota para que Kim Jong Un y su régimen se comporten o que se atengan a las consecuencias".

Todo esto sucede en una semana en la que la tensión de Corea del Norte con Estados Unidos y la ONU ha crecido sobremanera.

"En el caso de que nuestro poderoso ataque preventivo sea lanzado, destruirá total e inmediatamente no sólo a las fuerzas de invasión de los imperialistas estadounidenses en Corea del Sur y sus alrededores, sino a los Estados Unidos y los reducirá a cenizas", dijo.

"Si hay una guerra en la península, eso podría terminar convirtiéndose en guerra nuclear muy rápidamente", dijo Winnefeld.