Se suicida Aaron Hernández, exestrella de Patriotas

Hernández es custodiado durante audiencia

Hernández es custodiado durante audiencia

Hernandez, de 27 años y ex jugador de New England Patriots, se encontraba en el Centro Correccional Souza Baranowski de la localidad de Shirley, estado de Massachusetts.

"El 19 de abril de 2017, Aaron Hernandez fue descubierto ahorcado en su celda aproximadamente a las 3:05 de la mañana". "El Sr. Hernández se colgó utilizando una sábana que ató a la ventana de su celda".

Las autoridades estiman que el hecho ocurrió aproximadamente a las 03:00 am (hora local).

El abogado, quien representó a Hernández en sus dos juicios de homicidio, indicó que la familia del ex jugador está devastada y que investigarán su muerte.

La exestrella del fútbol americano Aaron Hernandez se suicidó en la prisión de Massachusetts en la que cumplía una condena a cadena perpetua, anunciaron hoy las autoridades penitenciarias.

Aaron Hernández apenas había eludido una sentencia por doble homicidio; recién había intercambiado sonrisas y ternura con su hija de 4 años en plena corte.

Theresa May anuncia elecciones anticipadas para el 8 de junio — Reino Unido
Sucedió a David Cameron , que dimitió poco después de que Reino Unido votara por la salida del país el pasado 23 de junio. Destacó que los europeos "están interesados en un Reino Unido fuerte, sea o no un miembro de la Unión Europea ".

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption El jugador de ascendencia puertorriqueña e italiana fue una de las grandes promesas del fútbol americano colegial y universitario. Lo que parecía como una carrera prometedora se confirmó cuando en 2010 firmó con los Patriots. Aquí con el mariscal de campo de su equipo Tom Brady.

Pero paralelamente al éxito deportivo Hernández llevaba una vida turbulenta fuera del campo.

Jugó fútbol americano universitario en la Universidad de la Florida, era miembro de un equipo del BCS National Championship, ganó los honores All-American y fue reconocido como uno de los universitarios sobresalientes en la nación.

Apenas la semana pasada un jurado de la ciudad de Boston lo había exonerado del asesinato de dos hombres en 2012, pero permaneció en prisión por otro crimen.

Hernández, que fue uno de los jugadores mejores pagos de la NFL cuando llegó a tener un contrato de 40 millones de dólares los Patriots, fue sospechoso desde el primer momento de la muerte de Odin Lloyd, un jugador semiprofesional que salía con la hermana de su novia. Dos años más tarde le condenaron a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.