Princesa Mako renunciará a la corona para casarse con plebeyo — Japón

Gobierno japonés avaló proyecto de ley sobre abdicación del emperador

Gobierno japonés avaló proyecto de ley sobre abdicación del emperador

Según las reglas de la monarquía más antigua del mundo, luchando ahora con la inédita abdicación solicitada por Ahihito, las mujeres tienen prohibido el ascenso al Trono del Crisantemo desde fines del siglo XIX.

El futuro marido de la princesa, Kei Komuro, fue interpelado por los periodistas este miércoles frente al despacho de abogados en el que trabaja en Tokio. La joven es en otras palabras, nieta del emperador Akihito.

Los encargados de las bodas de príncipes y princesas son por tradición algunos funcionarios de la casa imperial, obligados, si fuese necesario, de cumplir el rol de "facilitadores" de encuentros, elegidos entre los mejores funcionarios públicos de distintos ministerios del gobierno. Esto significaría la salida de la mujer de su casa imperial.

El príncipe Akishino a su mujer y sus hijos.

La princesa ha estado realizando actos de representación del país asiático, como su viaje a Honduras en diciembre de 2015, donde se reunió con el presidente Juan Orlando Hernández y organizaciones sociales.

Real Madrid y Barcelona se lucieron para extender definición del título español
La 'Casa Blanca' se fue al descanso ganando 2-0 gracias a los goles de Nacho y Cristiano Ronaldo. Por Sevilla marcó el montenegrino Steve Jovetic (49).

La princesa Mako protagoniza una historia de amor que enternece al mundo. Pagará impuestos y tendrá una vida común, como el resto de los japoneses.

La nieta del emperador Akihito, de 25 años, ¡está enamorada!

El monarca japonés de 83 años se ha ausentado de sus compromisos desde el lunes por la tarde debido a "síntomas de resfriado con tos y fiebre, aunque mejora", indicó el portavoz. En un mensaje en video de agosto del año pasado, el emperador dio a entender que estaba pensando en abdicar porque estaba cada vez más débil.

Mako, hija mayor de los príncipes Fumihito y Kiko, nació el 23 de octubre de 1991. Este hecho ha generado un debate sobre la familia real japonesa debido a que la princesa debe convertirse en plebeya antes del matrimonio y de esa forma, dejar de lado su estatus real.

A decir de la prensa local, el matrimonio de la nieta mayor del emperador mermará todavía más a la familia imperial de Japón, una institución avejentada y cada vez más escasa, abocada a una amplia brecha generacional.