Designan a Robert Mueller como investigador especial del "Rusiagate"

El Departamento de Justicia designará a Robert Mueller, exdirector del FBI que precedió a James Comey en el cargo, como fiscal especial para que investigue el caso de la intervención rusa en las elecciones estadounidenses de EEUU de 2016.

"En mi condición de Fiscal General en funciones, determiné que era de interés público para mí ejercer mi autoridad y nombrar a un Asesor Especial para asumir la responsabilidad de este asunto", dijo el viceministro de Justicia Rosenstein.

Abogado de profesión, Robert S. Mueller III, de 72 años, fue director del FBI por más de una década, entre 2001 y 2013, y además en su juventud recibió tres altas condecoraciones por acciones de combate en Vietnam.

Las investigaciones se centran en las sospechas de injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales del año pasado para favorecer a Trump, y la eventual colusión de su comité de campaña con esos esfuerzos.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, alegó que el Poder Legislativo tiene que concentrarse en hacer su trabajo.

"Miren la forma en que he sido tratado, especialmente por la prensa. Ningún político en la historia, y lo digo con gran seguridad, ha sido tratado peor o más injustamente", dijo Trump a una promoción de nuevos cadetes de la Guardia Costera.

Casa Dorada se suma al Día Internacional de Museos
Asimismo, exhorta a todos a visitar y explorar los museos adscritos al ICP este jueves, 18 de mayo , entre las 9:00 de la mañana y las 4:00 de la tarde.

"Vamos a tratar de obtener no sólo el memorando de Comey, sino todos los memorandos, todas las comunicaciones que hubo entre todos y en toda la organización (FBI), donde quiera que tengamos que hacerlo", dijo el presidente del Comité Judicial del Senado, el republicano Chuck Grassley.

Trump no se refirió en toda la jornada a la controversia sobre el despido de Comey, ni la información de que él había pedido al exdirector del FBI que no investigara a uno de sus exasesores, ni a la polémica relacionada con su propia decisión de compartir con Rusia información confidencial sobre el Estado Islámico (EI). "Nuestro papel es concentrarnos en los hechos".

La comisión de Asuntos de Inteligencia en el Senado envió el miércoles a Comey una carta invitándolo a una audiencia pública y a una privada para que testifique sobre lo ocurrido.

El martes, Comey había rechazado una invitación para hablar en una sesión a puertas cerradas.

El presidente ruso, Vladímir Putin, afirmó que si la Casa Blanca lo autoriza, está dispuesto a entregar al Congreso estadounidense la transcripción del encuentro que Trump y Lavrov mantuvieron la semana pasada en el Despacho Oval.