Elegirán "rápido" al nuevo jefe del FBI que reemplazará a Comey

La Casa Blanca ha incurrido en numerosas contradicciones al explicar la decisión de Trump, quien, por otro lado, ha negado haber exigido "lealtad" a Comey, algo que fuentes cercanas al exdirector del FBI aseguran que hizo durante una cena privada entre ambos a finales de enero.

El senador demócrata Mark Stone, miembro de la comisión de Inteligencia, que también investiga las relaciones entre la campaña de Donald Trump y Moscú, quiere estar seguro de que "esos cassettes, si existen, sean preservados".

"Si hay algunas cintas de esta conversación, necesitan ser entregadas", dijo el senador republicano Lindsey Graham en el programa "Meet the Press" de NBC.

Los funcionarios intentaron proteger al presidente de las acusaciones de los demócratas y otros, de que lo había despedido porque dirigía la investigación sobre la posible colusión entre la campaña de Trump y los presuntos intentos de Rusia de influir en las elecciones presidenciales.

Trump despidió a Comey la semana pasada.

Diálogo a pesar de las diferencias: CEV recibió a la Comisión Constituyente
La segunda razón que esgrimió es que "lo que el pueblo necesita" y "reclama" es "comida, medicina, seguridad, paz y elecciones justas".

Unas horas posteriormente del tuit de Trump, su portavoz, Sean Spicer, tuvo que responsabilizarse la incómoda posición de defender tanto las declaraciones de Trump como su propio trabajo y el del resto de equipo de comunicación. La pesquisa del FBI e investigaciones paralelas en el Congreso han pesado sobre Trump desde que llegó a la presidencia en enero y amenazan con postergar sus prioridades políticas.

"¡James Comey desearás que no haya 'grabaciones' de nuestras conversaciones antes de empezar a filtrar a la prensa!", soltó el magnate.

Según funcionarios gubernamentales, Rosenstein amenazó con dimitir después de que la Casa Blanca dijera que él fue quien impulsó el despido de Comey, y pidió a la Casa Blanca que se corrija, mientras que Trump ha rechazado la versión oficial de la mala gestión del caso de Clinton y ha reiterado que la investigación de Rusia, que Comey lideraba, debería dejarse de lado.

Además, Chuck Schumer, jefe de la banca demócrata en el Senado, comentó en una entrevista con la CNN que, si el presidente tiene grabaciones, "debe entregarlas de inmediato y que si las destruye violaría la ley".

Trump dijo hoy que espera nominar "rápido" a un nuevo director del FBI tras el polémico despido de Comey, que ha provocado un terremoto político en Washington.