En vivo | El presidente Trump recibe a Santos en la Casa Blanca

El mandatario estadounidense también se refirió a la crisis política y económica en Venezuela sobre la que dijo que es "vergüenza para la humanidad", y que constituye una situación que la región no había visto "en décadas".

Trump afirmó que está comprometido "para atacar y eliminar el tráfico de drogas" para mantenerlas fuera de su país y mostró su preocupación ante el aumento del año pasado de la producción de cocaína en Colombia.

Agradeció la ayuda prestada por Washington a través del Plan Colombia, por el que EE.UU. entregó 10.000 millones de dólares en 16 años para ayudar a Bogotá.

"Hoy vivimos en un país diferente", dijo Santos a la vez que invitó formalmente a Trump a visitar una Colombia "en paz". Colombia seguirá siendo -con todo orgullo- un amigo cercano y un aliado estratégico de los Estados Unidos.

"Afortunadamente el ambiente que hay en Estados Unidos frente a Colombia es un ambiente muy positivo", dijo el mandatario antes del viaje, destacando la aprobación en el Congreso estadounidense de recursos para financiar el plan "Paz Colombia" que anunció el entonces presidente Barack Obama.

Por otro lado, el primer mandatario reconoció la necesidad de hacer más por la innovación y tecnología.

Trump sabía que su asesor estaba investigado cuando lo nombró
El Departamento de Justicia de Estados Unidos nombró este miércoles un investigador especial para dirigir la pesquisa sobre la supuesta interferencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016.

Esa, junto a la proliferación de bandas criminales y grupos narcotraficantes en aquellos lugares que estaban ocupados por los guerrilleros, es una de las claves a las que se tendrá que enfrentar el Gobierno de Santos para convencer a la Administración Trump sobre la necesidad de continuar apoyando económicamente a su país.

El apoyo que por años ha gozado la ayuda a Colombia entre los dos partidos en el Congreso se refrendó en un informe, presentado en la cena del miércoles a Santos, con recomendaciones sobre cuáles deben ser las prioridades estadounidenses en Colombia.

Santos también se reunió este jueves con el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, y el líder de la mayoría del Senado, el republicano Mitch McConnell, así como con sus contrapartes del partido Demócrata.

Pero las expectativas de la reunión en la Casa Blanca son modestas en un contexto en que Washington, que defiende el lema "Estados Unidos primero", revisa su nivel de participación e inversión en proyectos internacionales.

Santos, quien abandonará el poder en 2018, fue el tercer presidente de América Latina en reunirse con Trump, luego del peruano Pedro Pablo Kuczynski y del argentino Mauricio Macri.

"Ya dejamos atrás esa relación basada (únicamente) en el narcotráfico y la seguridad (.) estamos evolucionando", dijo Santos al salir de una cumbre con empresarios de ambos países, a la que asistió también el secretario de Comercio, Wilbur Ross.