La doble vida del rey de Holanda, esposo de Máxima Zorreguieta

El Rey Guillermo dentro de la cabina de un KLM Cityhopper en el aeropuerto de Schiphol.       | AFP

El Rey Guillermo dentro de la cabina de un KLM Cityhopper en el aeropuerto de Schiphol. | AFP

El rey Guillermo de Holanda lleva 21 años pilotando de incógnito vuelos de pasajeros de la aerolínea holandesa KLM, primero como príncipe heredero y desde 2013 como monarca del país, según ha desvelado en una entrevista en el diario holandés De Telegraaf.

A sus 50 años y con licencia oficial para volar, el rey reconoce que algunos viajeros sí han reconocido su voz en la megafonía interna, si bien él nunca se presenta por su nombre, sino en representación del colectivo de la tripulación.

Próximamente el monarca aprenderá a volar un Boeing 737, que mantiene distancias más largas.

A bordo de este avión -quién sabe- Guillermo pudiera pilotar hasta sus antiguas colonias en el mar Caribe.

Casado hace 15 años con la argentina Máxima Zorreguieta y padre de tres hijas, Guillermo contó que raramente es reconocido por los pasajeros cuando lleva el uniforme de piloto.

EEUU: Donald Trump denuncia cacería de brujas en su contra
El presidente Donald Trump emitió una breve declaración en la noche del miércoles sobre la decisión del Departamento de Justicia. El departamento de justicia sólo había designado una vez en su historia a un investigador de este tipo.

Más allá de que se trata de un hobby, dos vuelos al mes al mando de un Fokker 70 resultan bastante para alguien que debe pasar el resto de su tiempo recibiendo visitas en sus dependencias reales, atendiendo a visitantes extranjeros y contribuyendo a la imagen de su país ante el resto del mundo.

Willem Alexander dijo una vez que si no fuera miembro de la familia real de Holanda, se habría dedicado a pilotar un avión como el Boeing 747, por lo que no es una sorpresa que quiera cumplir su sueño.

Además del rey de Holanda, el sultán de Brunei, Hassanal Bolkiah, también ocupa a veces la cabina del avión durante sus viajes de Estado, según se ha publicado.

"Para mí, lo más importante es que tengo un hobby para el cual necesito concentrarme por completo", dice en la entrevista publicada por ese periódico. En este sentido, volar ha sido su mejor manera de relajarse.

El antecedente. "Tienes un avión, unos pasajeros y una tripulación y eres responsable de ellos".