Labor periodística, línea de investigación en homicidio de Valdez: fiscalía

Periodistas mexicanos protestan contra crímenes

Periodistas mexicanos protestan contra crímenes

Valdez fue acribillado el lunes al mediodía en Culiacán, la capital del estado de Sinaloa (noroeste), cerca de las oficinas de Ríodoce, el semanario que fundó en 2003 y que se convirtió en una plataforma desde donde narró los estragos de la violencia y el narcotráfico.

En contra del asesinato del periodista Javier Valdés Cárdenas en Culiacán, Sinaloa, se manifestaron informadores de diversos medios de comunicación en Ensenada, quienes externaron su indignación ante este hecho. Su muerte avivó una herida que nunca se ha cerrado en México: la tragedia de ver cómo las voces de comunicadores que narran los problemas del país se silencian con las balas.

Además de Javier Valdez, el Día Sin Periodismo en México fue convocado para hacer visibles las muertes de otros 125 periodistas ejecutados y 20 desaparecidos desde el año 2000 a la fecha y hacer conciencia de la importancia de estar informados de lo que acontece en nuestro País.

Para protestas por el asesinato del periodista Javier Valdez, el Sindicato Independiente de Trabajadores de La Jornada y La Casa de los Derechos de los Periodistas convocaron a una manifestación frente a las instalaciones de la Procuraduría General de la República.

Macri cierra acuerdos por U$S 15 mil millones
Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

"Matar sin piedad, con impunidad ¿hasta cuándo?", se preguntó Ríodoce. Era respetado a nivel nacional e internacional por sus libros y reportajes sobre el tema del narcotráfico. "Impunidad asesina", tituló La Jornada en su editorial.

"Matar a un periodista, a una mujer, a un defensor de los derechos humanos (.) se ha vuelto una actividad de muy bajo riesgo" porque "la determinación de hacer justicia es meramente declarativa", afirmó el diario.

María Esther Martínez, reportera de la agencia ADN y amiga de Javier Valdez, aseguró que la muerte del comunicador se suma "a una larga y dolorosa lista de más de 105 periodistas mexicanos asesinados en la última década, 32 de ellos en el sexenio de Enrique Peña Nieto".

Mientras tanto, Irina Bokova, directora general de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), condenó el asesinato y solicitó también una "investigación minuciosa para asegurarse de que este crimen no permanezca impune".