'No renunciaré': presidente de Brasil, Michel Temer

"Repito. No renunciaré y exijo una esclarecimiento pleno de todo", declaró Temer en un mensaje a la nación transmitido desde el Palacio Presidencial de Planalto, en el que aseguró además que probará su inocencia.

Agregó que no renunciará al cargo "venga lo que venga" y que la investigación que ordenó la Corte Suprema de Brasil sólo demostrará que no tiene nada que esconder.

El mandatario de Brasil, Michel Temer, negó haber comprado el silencio del ex presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, y agregó que no renuncará al cargo.

El presidente de Brasil Michel Temer brindó hoy una conferencia de prensa en medio del escándalo desatado luego de que se conocieran imágenes en los que se lo asocia con hechos de corrupción, y dijo que las explicaciones del episodio se darán en la Justicia.

La situación del presidente de Brasil, Michel Temer, se complicó todavía más.

Labor periodística, línea de investigación en homicidio de Valdez: fiscalía
Su muerte avivó una herida que nunca se ha cerrado en México: la tragedia de ver cómo las voces de comunicadores que narran los problemas del país se silencian con las balas.

Desde el inicio de la Operación Lava Jato en 2014, que investiga la corrupción en Petrobras, la justicia dictó más de 120 condenas contra políticos y empresarios, afectando a las principales empresas del país y a los partidos de mayor influencia en la escena nacional, tanto de izquierda como de derecha.

"Quiero dejar muy claro que mi Gobierno vivió esta semana su mejor y su peor momento", dijo el mandatario, quien en el primer caso citó "la caída de los indicadores de la inflación, los números del retorno del crecimiento económico y la generación de empleo, con esperanza de días mejores".

Temer está en el poder desde mayo de 2016 y de forma efectiva desde el 31 de agosto, cuando Rousseff fue destituida por el Congreso en el marco de un juicio político por el maquillaje de las cuentas públicas.

Pese al discurso firme de Temer, en el país se comenzó a debatir hoy abierta y públicamente sobre la posibilidad de su renuncia, o incluso de que sea sometido a un proceso de destitución.

El primero en abandonar el ejecutivo de Brasilia fue Bruno Araújo (Ciudades), quien milita en la colectividad oficialista del Partido de la Social Democracia Brasileira.