Se agrava la crisis en Brasil: renuncian dos ministros de Temer

El presidente de Brasil, Michel Temer, señalado por un poderoso medio de prensa como participante de una conversación en la que aparece admitiendo el pago de un soborno en un episodio de consecuencias políticas imprevisibles, suspendió este jueves su agenda y se reunió con sus colaboradores y dirigentes más cercanos, a quienes les dijo que se siente víctima de una conspiración.

El cargo de Temer también está amenazado por un proceso que se tramita en la justicia electoral, que intenta determinar si la campaña de la fórmula que integró junto a Rousseff para las elecciones de 2014 fue financiada con dinero originado en la red de corrupción que operó en la estatal Petrobras.

La ya delicada posición en que ha quedado Temer se agravó, con el anuncio de que el Tribunal Supremo ha decidido iniciar una investigación contra el mandatario por las sospechas vertidas en su contra.

En esa influyente formación, el pronunciamiento más duro lo ha hecho el expresidente Fernando Henrique Cardoso, uno de los líderes más respetados entre los socialdemócratas.

Real Madrid se abraza a la Liga
En un partido pendiente, el equipo de Zinedine Zidane goleó por 1-4 al Celta de Vigo , en el estadio Balaídos . Es por eso que mañana necesitará, aunque sea, un punto y ganarle en la última fecha al Málaga .

Aunque el presidente ha negado en forma rotunda de ese asunto, el escándalo ha tenido un impacto demoledor en su base parlamentaria y varios de los partidos oficialistas han adherido a las exigencias de "renuncia inmediata" que defiende la minoritaria oposición.

"Si las alegaciones de defensa no son convincentes -y no basta con alegar que son necesarias evidencias-, los implicados tienen que tener el deber moral de facilitar la solución, aún con gestos de renuncia", publicó Cardoso hoy en su cuenta en Facebook.

Esa posición fue respaldada por el jefe del grupo del Partido Popular Socialista (PPS) en la Cámara de Diputados, Arnaldo Jordy, quien afirmó de forma rotunda que el gobierno de Temer "acabó".

El Partido Socialismo y Libertad (PSOL) y el Partido de los Trabajadores se pronunciaron a favor de presentar un proyecto para acelerar una enmienda constitucional que convoque a nuevas elecciones para este año, mientras que el país sería gobernado por Maia.