Temer tras escándalo de corrupción: "No renunciaré"

Por ahora, si Temer dejara de ser el presidente, es el Congreso el que elegiría al candidato para reemplazarlo. "Cuando Brasil debilita ese crecimiento y puede variar su tipo de cambio afecta la competitividad local y eso impacta directamente al crecimiento argentino", afirmó Dante Sica, de la consultora Abeceb, según el diario Clarín.

En San Pablo, el mercado bursátil cayó y el dólar se disparó.

"La situación de Brasil está cada día peor, creo que lo mejor para el país es que Temer renuncie y que nos ahorre todo el sufrimiento. Es cuestión de tiempo", opinó Joaquín Ernesto Palhares, director de la revista Carta Mayor de San Pablo, en contacto telefónico con EL DEBER.

Las mismas fuerzas lideradas por el sistema Globo y por la articulación entre el Poder Judicial y el Ministerio Público que derrumbaron a la presidenta Dilma hacen ahora el réquiem de Temer, manifestó. Ahora su poder está sostenido por una coalición de partidos que puede fragmentarse en cualquier momento. "Y exijo un esclarecimiento pleno de todo", declaró Temer en un mensaje a la nación transmitido desde el Palacio presidencial del Planalto. No obstante, las fuertes medidas de ajuste están provocando movilizaciones de la población, que se ve amenazada.

La oposición en el Congreso se sumó al pedido de un juicio político contra Temer y nuevas elecciones.

Un segundo ministro brasileño renuncia tras escándalo que señala a Temer
Como había hecho la víspera mediante una nota oficial, Temer negó hoy que haya consentido con algún tipo de soborno para alguien. Las últimas horas se han caracterizado por pedidos de renuncias en el gobierno, y un allanamiento al Congreso del país norteño.

El Tribunal Supremo de Brasil autorizó ayer la investigación contra el presidente Michel Temer, objeto de una denuncia por intentar comprar el silencio de un influyente diputado que se encuentra preso acusado por corrupción en el caso Petrobras.

Dicha investigación fue autorizada por el juez Edson Fachin, relator en la Corte de la operación "Lava Jato" (lavadero) a pedido de la Procuraduría General de la República.

En un escueto discurso de cinco minutos transmitido a todo el país, Temer dijo que no había hecho nada ilegal, que su presidencia estaba ayudando a sacar a la economía de Brasil del estancamiento y dio la bienvenida a una investigación que, sostuvo, demostrará su inocencia.

El miércoles por la noche, Globo reportó que Neves fue grabado pidiéndole a Joesley Batista, ejecutivo de la compañía empacadora de carne JBS, 700,000 dólares para pagar por su defensa en el caso "Autolavado". Y aunque, hasta ahora, el personaje más temido por los políticos era Marcelo Odebrecht, el expresidente de la constructora Odebrecht en el centro del megafraude a Petrobras, fue el poderoso y desconocido magnate del agronegocio que hace tambalear al gobierno Temer. Las manifestaciones fueron convocadas a través de las redes sociales por organizaciones de la sociedad civil, que además de exigir el fin del Gobierno de Temer, pidieron convocar elecciones generales.