Un segundo ministro brasileño renuncia tras escándalo que señala a Temer

El Supremo de Brasil autoriza la investigación contra Michel Temer

El Supremo de Brasil autoriza la investigación contra Michel Temer

El ministro de Cultura de Brasil, Roberto Freire, presentó hoy su dimisión en medio del escándalo que implica al presidente Michel Temer en asuntos de corrupción y por el que tanto sectores del oficialismo como toda la oposición han exigido su renuncia.

Estos movimientos defienden la aprobación de una enmienda que permita convocar elecciones directas cuando la Presidencia quede vacante debido a que, según la Constitución, en caso de que Temer renuncie o sea destituido por el Congreso o por la Justicia, su sucesor será escogido en una elección indirecta por el Congreso.

Como había hecho la víspera mediante una nota oficial, Temer negó hoy que haya consentido con algún tipo de soborno para alguien.

Bajo este esquema, el mandatario sería elegido por el Congreso brasileño, tras un periodo transitorio en el que asumiría la jefatura del Estado el presidente de la cámara baja, Rodrigo Maia, quien está acusado de corrupción por delatores de la Operación Lava Jato.

En medio del derrumbe de la Bolsa de Valores de Sao Paulo, la depreciación del real de casi un 8% ante el dólar y manifestaciones que se realizaban esta noche para pedir "elecciones ya", Temer resolvió permanecer en el cargo y enfrentar las acusaciones de que avaló el pago de sobornos, algo por lo cual fue grabado por un empresario colaborador de la justicia. Brasil, añadió, no puede tirar "a la basura" los logros de su gobierno, que espera sacar al gigante latinoamericano de la peor recesión de su historia.

Berisso: La policía local golpeó violentamente a alumnos en la municipalidad
En el momento en que el auto salía los policía tiraron sobre el capot a un chico de 15 años y a otro lo agarraron del cuello. Dos integrantes del Centro de Estudiantes ingresaron al edificio mientras el resto se quedó esperando en la calle.

Un grupo llevó además un ataúd con un retrato de Temer, rodeado de velas y frases contra su gestión, mientras que otros optaron por llevar camisetas que hacían referencia al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) y pedían su candidatura para las elecciones previstas para 2018.

"No compré el silencio de nadie, siempre honré mi nombre y nunca autoricé utilizar mi nombre indebidamente", prosiguió el gobernante, que asumió el 12 de mayo de 2016 tras la salida anticipada de la ex presidenta Dilma Rousseff. Ahora, el Supremo Tribunal Federal investiga al mandatario por su presunta obstrucción en el trabajo de la Justicia. Así, el presidente podría ser sometido al "impeachment", el mismo mecanismo que destituyó a Dilma Rousseff.

También un fiscal que traficaba información pública al frigorifico JBS fue detenido.

Filmaciones realizadas posteriormente por la policía federal -que habría colaborado con JBS- muestran a Rocha recibiendo 500 mil reales (156 mil dólares) como primer pago de una coima que debía totalizar, en el plazo de 20 años, 150 millones de dólares.

Las últimas horas se han caracterizado por pedidos de renuncias en el gobierno, y un allanamiento al Congreso del país norteño. El escenario frágil de la dinámica de la crisis brasileña, que se reproduce como un juego de muñecas rusas, continúa impredecible, sobre todo porque ahora la Operación Lava Jato no ofrece apenas delaciones, sino también micrófonos ocultos.