Arrancan en Irán elecciones presidenciales — AVANCE

Una atmósfera festiva reinaba en Teherán, donde Hasan Rohani, un clérigo moderado de 68 que en 2015 logró un histórico acuerdo nuclear con las mayores potencias, fue ovacionado por fervorosos partidarios al votar en una mezquita del centro de la capital.

Quienes apoyan a Ruhani confían en que éste tenga la capacidad para mejorar la economía, un aspecto importante en las mentes de las 56 millones de personas inscritas como electores en el país.

Así, la disputa se limita a Rohani y un fuerte competidor, el conservador Raisí.

Los principales candidatos a la presidencia de la República Islámica de Irán: el conservador Ebrahim Raisí y el moderado Hasán Rouhaní.

Iranian women show their ink-stained fingers after casting their ballots for the presidential elections at a polling station in northern Tehran on May 19, 2017.

El clérigo ha hecho campaña con el foco en las clases trabajadoras golpeadas por la desocupación, la pérdida del valor adquisitivo del salario y los recortes de subsidios, así como en aquellos que temen que los valores de la Revolución Islámica de 1979 estén bajo amenaza.

Mientras rellenaba las papeletas junto a su hija en el centro religioso y cultural Hoseiniye Ershad, Masume defendió que Rohaní "tuvo mucho éxito" con el acuerdo nuclear, que permitió el levantamiento de las sanciones contra Irán a cambio de limitar su programa atómico.

"Rohani ha frenado el declive, pero ha impuesto demasiada austeridad", considera Djavad Salehi-Isfahani, profesor de Economía de origen iraní que ejerce en Estados Unidos.

Cantante Chris Cornell se suicida luego de un concierto
Según el abogado Kirk Pasich , el músico de 52 años tenía una receta para ese medicamento contra la ansiedad. El reportero de AP Chris Grygiel, en Seattle, contribuyó a este despacho.

Rohani obtuvo un espaldarazo esta semana cuando Washington extendió el alivio de sanciones en virtud del acuerdo nuclear, con el que por ahora se muestra comprometido.

Bajo los términos del sistema de Gobierno de Irán, Khamenei, de 77 años y que ha estado en el poder desde 1989, tiene más autoridad que el presidente, aunque normalmente se espera que se mantenga alejado de los eventos políticos domésticos.

Se cree que Raisi es el favorito del ayatolá Alí Jamenei, quien como líder supremo tiene la última palabra en las grandes decisiones, pero no está claro si podrá destronar al actual mandatario. Había pedido que un gran número de votantes acudieran a las urnas y señaló que "el país quedaba en manos de todo el pueblo". Más de 63 mil colegios electorales han recibido a los votantes en todo el país.

Sin embargo, más allá de la recuperación de sus exportaciones de petróleo, el acuerdo nuclear que entró en vigor en enero de 2016, de momento no ha atraído las inversiones extranjeras esperadas.

Este critica las malas cifras de desempleo que golpea al 12,5% de la población y al 27% de los jóvenes.

El Consejo de Guardianes supervisa el proceso electoral y al final ratificará el resultado de las elecciones.

La carrera se redujo desde entonces a un duelo entre dos luego de que los demás candidatos o se retiraran o dieran su apoyo a Rohani o Raisi.