La Iglesia difundió el protocolo para consultar los archivos de la dictadura

Ampliar

Ampliar

La Iglesia puso de este modo a disposición más de 3.000 documento del período 1976-1983 en poder del Episcopado, la Nunciatura Apostólica en Buenos Aires y la Secretaría de Estado de la Santa Sede.

Conforme a lo que consta en un documento del Registro Unificado de Víctimas del Terrorismo de Estado (Ruvte) conocido por CNN en Español, la cifra de víctimas de desaparición forzada durante los siete años de la dictadura fue de 7.018, mientras que los de asesinato ascendieron a 1.613.

"Podrán solicitar información: las víctimas, los familiares de los desaparecidos y detenidos y, en caso de eclesiásticos y religiosos, sus respectivos Obispos y Superiores mayores", precisa el comunicado.

Cabe recordar que el 25 de octubre de 2016, a través de un comunicado conjunto de la Conferencia Episcopal y la Santa Sede, se anunció que habían finalizado "los trabajos de catalogación y digitalización del material de archivo".

Sin embargo, aclararon que "se realizará sobre el material donde aparece mencionada la persona sobre la cual se busca información".

Maduro: "saca tus manos de aquí Donald Trump, go home"
Las agresiones del presidente Trump contra el pueblo venezolano, su gobierno y sus instituciones han sobrepasado todos los límites .

Esta tarea se desarrolló "teniendo como premisa el servicio a la verdad, a la justicia y a la paz". En tanto, "los nombres de otras víctimas extrañas al interesado serán oportunamente oscurecidos en respeto a la confidencialidad de los datos privados".

El protocolo anunciado este jueves se conoce días después de la asamblea plenaria del Episcopado, con la que inició un "tiempo de reflexión" sobre los hechos ocurridos durante la dictadura, para lo que escuchó testimonios de familiares y víctimas.

La organización que preside Estela de Carlotto resaltó que, "si bien la desclasificación de esos archivos es un reclamo histórico de los organismos de derechos humanos y, luego de muchos años, lentamente se está avanzando", el protocolo presentado por la CEA "es excesivamente restrictivo".

Según el reporte de Télam, quienes estén interesados en consultar los archivos deben llenar una solicitud dirigida al secretario general de la CEA, monseñor Carlos Malfa, y entregarla en la sede de la Conferencia Episcopal en Buenos Aires, situada en la calle Suipacha 1032.

La mayoría de los documentos son pedidos de ayuda de familiares de víctimas de la dictadura, las respuestas a esas peticiones, las gestiones de la propia Iglesia ante el ministerio del Interior u otros organismos, y también ocasionales agradecimientos por las intervenciones.