L'Oreal quiere poner 'guapa' a Natura con venta de The Body Shop

Galeria de imagenes

Galeria de imagenes

La mayor caída del día fue para la empresa de cosmética Natura (-7,73%), que este viernes entró en "negociaciones exclusivas" con la multinacional L'Oreal para adquirir su marca británica The Body Shop.

Pero la marca seguía siendo atractiva por su posicionamiento en un mercado en expansión y su notoriedad internacional, gracias a una red de 3,000 puntos de venta en unos 60 países.

The Body Shop ha estado en venta desde febrero debido a los decepcionantes reportes de ganancias que ha presentado, a pesar de que la marca es reconocida en ridi el mundo.

Natura fue fundada en 1969 en San Pablo (Brasil) por Luiz Seabra, aún hoy su mayor accionista.

"Natura y The Body Shop siempre recorrieron caminos paralelos y hoy sus caminos se unen", se felicitó por su parte Guilherme Leal, copresidente del consejo de administración de Natura Cosméticos, en otro comunicado.

Papa Francisco: solución a crisis en Venezuela pasa por celebración de elecciones
El resultado de ese pedido fue que nadie, y en particular quien tiene las riendas del poder en Venezuela, recogió el llamado del Papa.

La oferta que se estima ronda los 1,120 millones de dólares busca lograr que la compañía latinoamericana se vuelva un gigante en el sector de salud y belleza, pues de cerrarse el acuerdo, Natura tendría presencia en 70 países.

The Body Shop fue fundada en 1976 por Anita Roddick, basada en principios similares a los de Natura, enfatizando el uso de ingredientes naturales en sus productos y la adhesión a causas sociales y ambientales, como por ejemplo la no realización de pruebas de productos en animales. La integración de The Body Shop con Natura llevaría al grupo a una facturación consolidada de más de u$s 3500 millones (11.500 millones de reales), 17.000 colaboradores, 3200 locales y un portfolio de más de 2000 productos, además de una fuerza de ventas de 1,8 millones de consultoras.

Pero la estrella de The Body Shop palideció con el transcurrir de los años al perder su lado precursor e innovador, pese a inversiones y a una aceleración de su desarrollo internacional. "No ha innovado lo suficiente y no ha sabido seguir rápidamente las nuevas tendencias del mercado", consideró Charlotte Pearce, una analista de GlobalData interrogada recientemente por la AFP.

La empresa detalló que su intención es que la negociación sea concluida este mismo año, aunque depende de la autorización de diferentes autoridades reguladoras. Cerró el año 2016 con una facturación de 920,8 millones de euros.