EPN habría usado software para espiar a Carmen Aristegui ya otros periodistas

Según las organizaciones civiles, los ataques ocurrieron entre enero de 2015 y julio de 2016, y aseguran que hay evidencia de que por lo menos tres instancias del gobierno federal han adquirido Pegasus: la Procuraduría General de la República (PGR), el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) y la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA).

Entre los personajes que "están en la mira" se encuentran: la periodista Carmen Aristegui y su hijo; Mario E. Patrón, director del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez y representante de los padres de los 43 jóvenes estudiantes normalistas de Ayotzinapa; Santiago Aguirre, abogado representante de los familiares de los normalistas; la abogada estadunidense Stephanie E. Brewer; y el conductor del programa de noticias de la mañana de Televisa, Carlos Loret de Mola.

NSO Group argumenta que este software que hace sólo lo vende a los gobiernos con el acuerdo explícito de sólo usarlo contra terroristas y grupos criminales, así como cárteles en el caso de México.

A este software se le conoce como Pegasus; se infiltra en los teléfonos inteligentes y otros aparatos para monitorear llamadas, mensajes de texto, correos electrónicos, contactos y calendarios; incluso se puede operar el móvil a distancia para activar el micrófono y la cámara.

La investigación que permitió de The Citizen Lab, un instituto de la Universidad de Toronto dedicado a la investigación de seguridad y derechos humanos en la era de la informática, en colaboración con Artículo 19 y las organizaciones locales SocialTIC y R3D. La mayoría de los mensajes fueron recibidos alrededor del extenso trabajo periodístico que Carlos Loret de Mola llevó a cabo durante los meses de agosto y septiembre de 2015 respecto de las ejecuciones extrajudiciales en Tanhuato, Michoacán por parte de la Policía Federal.

El rotativo resalta el caso de Carmen Aristegui, quien desde el 2014 se volvió un blanco para el Gobierno tras la publicación del reportaje conocido como "la Casa Blanca", en el cual denunciaba una propiedad de la primera dama Angélica Rivera y que levantó sospechas de un posible conflicto de interés en Los Pinos.

Incendio en Portugal suma 62 muertos y 57 heridos
Desde el Vaticano, el papa Francisco expresó su "cercanía con el querido pueblo portugués a raíz del devastador incendio que arrasa los bosques (.) causando muchos muertos y heridos".

Para infectarse con Pegasus, los usurarios de dispositivos móviles reciben un mensaje SMS que contiene un texto que busca persuadirlos de dar clic en un enlace infectado.

La Red en Defensa de los Derechos Digitales presentó el informe "Gobierno Espía: vigilancia sistemática a periodistas y defensores de derechos humanos en México", donde señala que el gobierno espía a los comunicadores y defensores con ayuda del malware Pegasus.

"Después de tener una imagen elevada y perfectamente diseñada - un presidente joven, con mucha energía que trabajaba sin acotamientos partidistas y que representaba al nuevo México- el señor Peña Nieto fue de pronto identificado con una persona que vive fuera de la realidad, un político corrupto con niveles de aprobación abismalmente bajos", concluye el New York Times. Además, han sido solicitadas medidas cautelares a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y han sido informados distintos organismos internacionales de protección de derechos humanos. Sin embargo, rechazó "categóricamente que alguna de sus dependencias realice acciones de vigilancia o intervención de comunicaciones de defensores de derechos humanos, periodistas, activistas anticorrupción o de cualquier otra persona sin previa autorización judicial", le dijo un funcionario al diario. Estos casos se unieron a los 12 ya conocidos y la información fue revelada en el diario estadounidense The New York Times.

Aunque NSO Group no reconoce el abuso de su software, Citizen Lab confirmó que los teléfonos de activistas y periodistas tenían rastros de hackeo. "Incluso el fabricante, NSO Group, señala que no se puede determinar exactamente quién está detrás de los intentos específicos de hackeo", agregó el diario.

Bajo el título: "Programa de espionaje para frustrar el crimen es usado contra activistas mexicanos", firmado por Azam Ahmed y Nicole Perlroth, el artículo explica que el software comprado por el gobierno mexicano que debería se usado para luchar contra criminales y terroristas es usado con textos señuelo infestando a teléfonos celulares de sus críticos.