Dos mil bomberos combaten el incendio en Portugal

El fuego azotó la región forestal central de Pedrógão Grande

El fuego azotó la región forestal central de Pedrógão Grande

La ministra de Administración Interna de Portugal, Constança Urbano de Sousa, dijo hoy que ya han sido identificadas 24 de las 62 víctimas mortales que, según el último balance provisional, deja el incendio desatado este sábado en Pedrógão Grande.

El fuego comenzó en la tarde del sábado a las 14:00 horas (13:00 GMT) por motivos que se desconocen.

El ministro del Interior, Jorge Gomes, precisó que hay dos víctimas indirectas del incendio en cuanto fallecieron en un accidente de tránsito cuando huían de las llamas. "Es difícil decir si estaban huyendo del fuego o fueron sorprendidos por él", según Gomes.

El Ministerio de Exteriores de Bolivia difundió un comunicado en el que transmite "al Gobierno y al pueblo de la República Portuguesa" sus "más sentidas condolencias" por el incendio forestal que ha ocasionado "lamentables pérdidas de vidas humanas, numerosos heridos, además de daños materiales".

De cada lado de la carretera nacional IC8, a lo largo de al menos 20 kilómetros, una espesa capa de humo blanco quedaba suspendida sobre los árboles carbonizados y el suelo ennegrecido.

Frente a unas casas abandonadas, se veía un coche calcinado.

BOLIVIA: "Santa Cruz: suman 11 muertos en tres accidentes de tránsito"
El ómnibus quedó con las ruedas hacia arriba, lo que dificultó el rescate de los pasajeros. La cifra de víctimas fatales fue variando la jornada del domingo.

Cerca de un pequeño estanque en la aldea de Bouça, perteneciente al municipio de Penela, una decena de bomberos se había desplegado con sus dos camiones para evitar que las llamas se propagasen.

El principal incendio alcanzó varios pueblos y se pusieron en marcha planes de evacuación, afirmó sin poder precisar cuántas personas se vieron afectadas.

España envió este domingo por la mañana dos Canadairs a la zona para reforzar el dispositivo de los bomberos portugueses. "Admiro el valor de los bomberos".

La Unión Europea activo su mecanismo de protección civil para ayudar a Portugal a combatir el fuego.

El presidente del país, Marcelo Rebelo de Sousa, voló al lugar de la tragedia durante la noche y habló de una "situación sin precedentes".