Festival Russ: la fiesta adolescente más salvaje incluye sexo al aire libre

Festival Russ: la fiesta adolescente más salvaje incluye sexo al aire libre

Festival Russ: la fiesta adolescente más salvaje incluye sexo al aire libre

El nombre del festival lleva por nombre Russ (una abreviación de una antigua celebración nórdica llamada Russefering), es protagonizada por adolescentes que están por terminar los estudios secundarios y el plazo de estas muestras de aparente libertinaje tienen comienzo a principios de año, aproximadamente en mediados de abril y tiene fin el 17 de mayo que, en contraste, es el Día de la Constitución, una de las fiestas nacionales de Noruega.

En todos los países hay fiestas típicas del lugar, pero nadie se habría imaginado que en algún lugar del mundo hubiera una fiesta en la que los asistentes beben y tienen todo el sexo que pueden durante todo un mes.

Un joven llamado Frederik Helgesenn declaró a los medios como es vivir de cerca la fiesta desenfrenada de Russ: "Cuando ves películas estadounidenses tienes la impresión de que hacen fiestas muy locas, pero nosotros tenemos la celebración más descontrolada aquí en Noruega". "No creo que haya nada en el mundo como esto".

Lo adolescentes se juntan en grupo de entre 15 y 25, alquilan un colectivo al que decoran y preparan como un boliche ambulante con diferentes pistas.

Cuando no están de fiesta, los adolescentes compiten en diferentes desafíos. El costo del autobús puede llegar a ser de hasta unos 120 mil dólares.

Ministro anuncia pesquisa por "uso indebido" de fuerza en protesta en Caracas
En la avenida Sur de Altamira a la altura del distribuidor se produjo un hecho irregular que está bajo investigación . VIDEO: #VIDEO Funcionario de la GNB fue captado disparando arma de fuego a los manifestantes en Altamira .

Una vez que el bus está listo, los jóvenes se visten con un overol rojo y azul (russebukse), contratan un chofer y parten a las rutas por los fiordos noruegos y van parando en diferentes festivales musicales. Aunque la principal parada es la de kongeparken, un inmenso parque en las inmediaciones de la ciudad de Stavanger donde se concentran unos 15 adolescentes.

Los buses de todo Noruega compiten para ser los que preparan las mejores fiestas y atraen más gente.

Los ganadores de cada competencia reciben una insignia alusiva que van colgando de su cuello.

En los últimos años, ha crecido la preocupación en Noruega por los excesos y descontrol del Russ, que suele terminar con algunos jóvenes heridos.