Confirman 15 casos de coxsackie en Xalapa

La SEG, pendiente de recomendaciones

La SEG, pendiente de recomendaciones

La Secretaría de Salud estatal (SSH) informó que no hay alerta epidemiológica por el síndrome de Coxsackie, también conocido como enfermedad de manos, pies y boca, ya que el virus siempre está presente en el ambiente.

Detalló que, de los seis casos de la enfermedad detectada en Guanajuato son los municipios de León, Celaya en donde se identificaron 2 casos en cada uno 1 más a Victoria y en la capital del estado.

Sin embargo, el 5 de julio pasado, la coordinadora de Salud Pública de la delegación en Puebla del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Sofía Reyes Niño, declaró que el virus Coxsackie, genera brotes en la piel de niños, pero no es una enfermedad nueva y descartó que sea riesgosa, por lo que no existe epidemia en la entidad.

Agregó que este virus ha afectado más en Querétaro a la población de niños entre los uno y cuatro años de edad; de los 117 casos, 62 son mujeres y el resto hombres.

Por otra parte, respecto al desabasto de vacunas que se había presentado en algunos centros de salud de la zona, la funcionaria confirmó que ya se solucionó el problema y que el abasto está garantizado y se da de manera permanente.

ELECCIONES 2017 ¿Dónde voto? Consultá aquí el padrón electoral definitivo
Allí deberá ingresar número de documento, identificar el sexo con un "1" para masculino o "2" para femenino. Hoy también designan las autoridades de mesa y comenzarán a publicarse los padrones definitivos.

En días pasados, Gobera Farro, daba cuenta de cinco brotes de junio que afectaron a 20 niños.

A la vez aseguró que se dispone del medicamento suficiente para atender los casos de coxsackie que se han venido presentando. Mismos que están monitoreados por la dirección de Servicios de Salud de la dependencia.

Se propaga sin sintomatología, a través de las heces fecales, con el cambio de pañales y las secreciones respiratorias, por ello es común que la padezcan los niños pequeños. Se recomienda, para prevenir el contagio, el lavado de manos frecuente, usar cubiertos individualizados, evitar saludar de beso y cubrirse con el interior del brazo al respirar.

Además de acudir al médico ante cualquier sintomatología, evitar la automedicación y notificar de la situación en los lugares donde asiste el infante para que se tomen medidas preventivas.