Macron pide una reanudación de negociaciones entre israelíes y palestinos

El presidente Macron junto a Netanyahu en París.       | AP

El presidente Macron junto a Netanyahu en París. | AP

Macron recordó que fue Francia la que llevó a cabo aquella redada, siguiendo la línea de todos los presidentes franceses desde 1995, cuando Jacques Chirac se convirtió en el primero en reconocer la responsabilidad del país en el episodio. Macron admitió hoy que "Francia organizó la redada y más tarde la deportación" y que "ni un solo alemán participó en la organización".

Los días 16 y 17 de julio de 1942, la policía detuvo a 13.152 judíos, a petición de los nazis.

Durante cuatro días, los arrestados vivieron apiñados, en condiciones inhumanas, en las gradas del Velódromo de Invierno de París (destruido en 1959), antes de ser enviados a otros campos en Francia y, posteriormente, al campo de exterminio de Auschwitz.

Netanyahu calificó la invitación para que participara en el acto conmemorativo en París como un "gesto muy, muy fuerte" que demuestra la profundida amistad entre Francia e Israel.

No sobrevivió más que un centenar de personas entre aquellos detenidos; todos los niños fallecieron.

Macron defendió, por su parte, la necesidad de combatir el antisemitismo y el racismo.

Su visita suscitó algunas críticas en Francia, incluso en la propia comunidad judía, que denunció "una instrumentalización" de una historia puramente francesa.

Ya hay paso en Eduardo Molina, reparan hundimiento en un día
Madero , reparará este lunes los cuatro metros de banqueta que tuvieron que ser demolidos para reparar el tubo dañado", se indicó.

Después de reunirse con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, Macron dijo a los medios que los israelíes y los palestinos deberían poder vivir con unas fronteras reconocidas y seguras.

No obstante, el jefe de Estado francés advirtió de que "la constante construcción de asentamientos" por parte israelí podría dificultar la consecución de una solución diplomática al conflicto y subrayó, al respecto, que el derecho internacional debe ser "respetado por todos".

"Habalmos sobre este punto y recordé cuál era la posición francesa y mi posición sobre este tema", dijo.

Netanyahu "me expresó sus inquietudes frente al régimen iraní".

Una forma de hacer notar que desconfían de la voluntad de Teherán de respetar el acuerdo que firmó en 2015 con las grandes potencias con el que renunciaba a desarrollar su programa armamentístico nuclear a cambio de un levantamiento de las sanciones.

Macron afirmó asimismo que comparte "la inquietud israelí sobre el armamento de Hezbolá", el movimiento chiita libanés apoyado por Irán, enemigos de Israel.

Los dos dirigentes ya habían conversado brevemente tras la elección de Macron en mayo, pero este domingo celebraron su primera reunión oficial, una ocasión de estudiar sus posturas respectivas sobre distintas cuestiones, entre ellas el conflicto israelo-palestino.