Prohiben a Winnie de Pooh en China

Prohiben a Winnie de Pooh en China

Prohiben a Winnie de Pooh en China

Todo empezó cuando hace cuatro años el entonces presidente de Estados Unidos Barack Obama visitó China y en varios blogs de ese país hicieron comparaciones entre una fotografía de ambos mandatarios caminando y una imagen de Winnie the Pooh junto a su inseparable amigo Tigger.

Según algunos expertos que han hecho un análisis, se ha concluido que esta medida fue tomada porque Winnie Pooh se parece fisicamente al presidente Xi y gracias a esto se ha convertido en un blanco de burlas y de comentarios de humor.

Ahora, debido a la proximidad del congreso del Partido Comunista en otoño, donde todo apunta a que Xi Jinping será reelegido, el dibujo animado ha sido la víctima y los chinos no volverán a verlo.

El fin de semana fueron censurados todos los mensajes publicados en Sina Weibo -una especie de Twitter chino- que incluían alguna imagen o el nombre del famoso personaje infantil de Disney. No es corta la lista de contenidos que están prohibidos de publicar en el país asiático y ahora se le suma uno más: el oso Winnie The Pooh.

Desde casa, Leopoldo López se une al rechazo a la Constituyente
La oposición venezolana habilitó para este domingo 2.030 puntos de participación para la consulta popular. Una Venezuela de reencuentro y no de despedida, una Venezuela de progreso, una Venezuela de paz.

El partido comunista y el equipo de Xi Jinping parecen estar detrás de este bloqueo contra Winnie Pooh, de cara a futuros comicios.

"De manera histórica, en China no se permiten dos cosas, a organización política y la acción política, sin embargo se ha incluida una tercera, hablar del presidente", aseguró Qiao Mu, un afamado profesor de comunicación de la Universidad de Estudios Extranjeros de Pekín.

Pero esa no fue la única ocasión, ya que meses después, los que lograron esquivar la censura usaron la foto oficial del presidente de Japón Shinzo Abe con Xi para comaprarla con una ilustración de Wiinie the Pooh junto con Igor, el querido burro de mirada triste.