Trump dice que epidemia de muertes por opioides es una emergencia

La crisis de los opiáceos “amenaza a todo el mundo”, dice Trump

La crisis de los opiáceos “amenaza a todo el mundo”, dice Trump

En declaraciones a medios de comunicación en uno de sus clubes en el estado de Nueva Jersey, Trump expresó que "la crisis de los opioides es una emergencia y estoy diciendo oficialmente ahora que es una emergencia". Todo el mundo está amenazado. "Las sobredosis por drogas son la causa principal de muerte accidental en Estados Unidos", añadió Trump.

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) se prescribieron a nivel nacional 259 millones de recetas de opioides para dolor en 2012, lo suficiente para que cada adulto en el país tuviera una botella. Saben, cuando yo era joven había LSD y ciertas generaciones de drogas.

"Vamos a redactar (un plan) y vamos a convertirlo en una emergencia nacional, es un problema serio, como el que nunca hemos tenido", aseguró el mandatario.

Según el Departamento de Estado, entre el 90 por ciento y el 94 por ciento de la heroína que se consume en Estados Unidos proviene de México y Trump ha argumentado que el muro que quiere construir en la frontera sur disminuiría el flujo de drogas. "Quizá podemos hablar con los jóvenes y decirles- no es bueno, es realmente malo para ti en todos los sentidos.

Detienen en Estambul a nueve de 35 periodistas acusados de "terrorismo"
Casi todos los colaboradores de este periódico están acusados por "colaborar con organizaciones terroristas, sin ser miembro". Por el momento, entre los detenidos está Burak Ekici , un periodista que trabaja para el diario opositor Birgun, agregó.

Vamos a dedicar mucho tiempo, mucho esfuerzo y mucho dinero a la crisis de opiáceos", dijo.

Tom Price, secretario de Salud y Recursos Humanos en la actual administración, también le había insistido que declarara la emergencia.

La semana pasada, esa comisión emitió un informe que recomendaba a Trump declarar inmediatamente una emergencia nacional por el problema de los opiáceos, un mecanismo que eliminaría algunas barreras burocráticas y presionaría al Congreso para otorgar al Gobierno más fondos para combatir el problema.